Guía definitiva

Introducción a las Fallas

Explosivas, coloridas y escandalosas. Así son las Fallas, una tradición que cada año se renueva y reinventa. Aquí podrás encontrar una panorámica de los conceptos básicos para entender este ardiente festival.

El festival de las Fallas de Valencia (Falles en valenciano) es una celebración tradicional que se lleva a cabo cada año en diversas partes de la Comunidad Valenciana. La celebración más grande y famosa (la que abordaremos en este artículo) es la de la ciudad de Valencia.

La gente de Valencia, organizada en varias comisiones, planifica, diseña y recauda fondos durante un año para que en marzo puedan dar vida al festival.

Durante las primeras tres semanas del mes, Valencia es testigo de un intenso programa, repleto de diversos actos oficiales, ceremonias, ofrendas florales, desfiles, espectáculos pirotécnicos y múltiples hogueras.

El resultado de las celebraciones es tan grandioso e idiosincrático que las Fallas fueron reconocidas como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO en 2016.

Fallas (esculturas) en la ciudad de Valencia
Las fallas más grandes del festival son tan altas como algunos edificios y están compuestas de distintas figuras.

Aunque son muchos los componentes y actos que conforman el festival, hay tres elementos fundamentales en las Fallas: las fallas, las llamasy los fuegos artificiales. La palabra “Fallas” no sólo se refiere a la festividad en sí, sino también a las diversas esculturas que son tan icónicas en este evento.

Dichas esculturas usualmente aluden a la actualidad sociopolítica de forma satírica y están hechas de madera y papel maché.

Estos monumentos, de los cuales hay casi 800 cada año, se posicionan en toda la ciudad durante los últimos días de la celebración, esperando a ser quemados en fantásticas hogueras en el último día del festival. Precisamente estas hogueras dan lugar a otro elemento clave de esta tradición: el fuego. Las Fallas son una celebración de primavera, un homenaje a lo viejo que debe dar paso a lo nuevo. Así, el fuego simboliza el renacimiento, la renovación, un nuevo comienzo.

Hoguera de una falla en la cremá en Valencia
Todas las fallas son quemadas en el último día del festival, en la Cremà

La última pieza que completa el cuadro fallero son los fuegos artificiales. Todo tipo de espectáculos pirotécnicos resuenan y retumban en las calles durante las Fallas. Desde su inicio hasta su final, Valencia se inunda del espíritu festivo de los fuegos artificiales y petardos.

Este magnífico festival es precedido por un año entero de preparativos y es muy esperado por locales y visitantes. Cuando marzo llega, los valencianos saben que tres semanas de espectáculos y celebraciones ensordecedoras les esperan.

Un crescendo de música, color, fuegos artificiales y llamas culmina con un cierre magistral el día de San José, el 19 de marzo.

Fuegos artificiales en las torres de Serrano
Desde los primeros días, los fuegos artificiales son una parte primordial del festival.

Conforme llega la noche a la ciudad en el último día de las Fallas, alrededor de 800 hogueras aparecen en las distintas plazas y calles de Valencia. Los espectadores, casi hipnotizados, observan cómo las llamas arden mientras la música suena y el cielo estalla una y otra vez en una cegadora lluvia de pólvora. Así es como se despide el año viejo, mientras se da la bienvenida a uno nuevo.