Guía definitiva

El Mercado Central

Una construcción que refleja el gusto valenciano por la arquitectura modernista, su artesanía y su larga tradición agrícola y comercial.

Este artículo aborda el Mercado Central como un sitio de interés. Para conocer detalles sobre las compras y los productos que puedes encontrar en él, echa un vistazo a nuestro artículo sobre el Mercado Central y suspuestos.

El Mercat Central es una muestra histórica de una época en la cual Valencia gozó de un gran desarrollo económico y tecnológico, manteniendo una clara intención de avanzar hacia la modernidad, pero siempre respetando su compromiso con las tradiciones agrícolas.

El Mercado Central ha sido catalogado como uno de los mercados más bonitos del mundo por instituciones de renombre, como la BBC . Además de su notable atractivo y valor estético, se trata del mayor mercado de productos frescos a nivel europeo.



Si deseas saber más sobre los distintos productos que puedes encontrar en el mercado, puedes consultar nuestro artículo sobre el Mercado Central y suspuestos.

Aunque el recinto apenas tiene unos 100 años de existencia, su tradición se remonta al siglo XIII, la época en la que Valencia llevaba por nombre Balansiya y se encontraba bajo el dominio árabe.

La estructura actual del Mercado Central es una obra de arte modernista. En su momento se reveló como un proyecto sumamente ambicioso, motivo de controversia por el alto costo y el tiempo invertido en su construcción. Sin embargo, el resultado fue muy apreciado y se convirtió en una muestra de la prosperidad de la ciudad y su avance industrial y arquitectónico.

Interior del Mercado Central de Valencia
El Mercado Central de Valencia es una gran mezcla de colores y aromas.

Lo vemos claramente en los trabajos de vidrio y cerámica, en los magistrales trabajos de herrería y carpintería que ofrece el recinto. Menciona Daniel Benito, historiador del arte: “… el mercado fue como un muestrario de todo lo que podía hacer la ciudad. Y se le dio un carácter como de catedral de la comida. La grandiosidad de la parte alta del edificio hace juego con lo que se vende abajo".

El Mercado es ahora uno de los edificios más visitados y emblemáticos de la ciudad. Simboliza el orgullo de la ciudad por las tradiciones agrícolas y el amor por sus tierras de cultivo, así como su gusto por el arte modernista.

Esto convierte al mercado en un centro cultural que va más allá del comercio. De hecho, a lo largo de los años se han celebrado aquí diversos eventos culinarios, así como exposiciones de arte, música y literatura.

Incluso si no estás interesado en comprar o probar ningún alimento (lo cual deberías reconsiderar), el Mercat Central es por sí mismo un lugar increíble que deberías visitar.

Las cúpulas y sus vitrales, las diversas estructuras y los coloridos azulejos son elementos dignos de quedar inmortalizados en tus fotografías. Además de su valor histórico y arquitectónico, el mercado también tendrás la oportunidad de experimentar un poco de la vida valenciana tal y como la vive su propia gente.