Guía definitiva

Torres de Quart

Una imponente puerta de defensa que ha resistido tanto conflictos bélicos como el paso del tiempo. Un importante vestigio de la Edad Media valenciana.

Las Torres de Quart, a las que también se les conoce como Torres de Cuarte o Puerta de Quart, son dos torres medievales que sirvieron como entrada a la antigua Valencia.

Formaron parte del sistema de fortificación de la antigua Valencia, el cual constaba de doce puertas de entrada conectadas por una larga muralla que rodeaba la ciudad.



Hoy, la Puerta de Quart es una de las dos únicas que quedan en pie. Es un importante testimonio de lo que fue Valencia en su época de oro y de la importancia que tuvo la ciudad en la zona del Mediterráneo.

A lo largo de los siglos, las Torres de Quart fueron utilizadas con propósitos militares más allá de los defensivos y es probable que ésta sea una de las razones por las que han conseguido sobrevivir hasta nuestros días.

Las Torres de Quart vistas desde las calles de Valencia
Desde una perspectiva lateral, se puede apreciar la forma de estas torres de defensa militar, cilíndricas en la parte frontal y seccionadas verticalmente en la parte trasera.

Las Torres de Quart tuvieron una historia relativamente pacífica hasta principios del siglo XIX, cuando las tropas francesas sitiaron Valencia y la puerta tuvo que montar guardia. Aún se pueden apreciar las cicatrices de este suceso en las paredes de piedra de las torres.

Hoy en día puedes apreciar esta importante pieza de la historia valenciana desde cerca, subir a la parte alta las torres y disfrutar de la vista panorámica que ofrecen sobre el casco antiguo.

Las Torres de Quart son un ejemplo de arquitectura militar gótica, que a diferencia de otras construcciones de la misma época en Europa, se edificaron dando prioridad a aspectos funcionales y cuestiones prácticas. Su apariencia austera y la falta de detalles decorativos nos dan la oportunidad de apreciar el estilo gótico desde una perspectiva diferente.

El monumento es una puerta a través del tiempo, entre el casco antiguo de la ciudad y las transitadas calles de la Valencia moderna. Gracias a su posición privilegiada, la Puerta de Quart puede integrarse fácilmente en un recorrido guiado por el casco antiguode la ciudad y sus demás monumentos de estilo gótico, o bien, en una visita al Jardín Botánico de Valencia.