La Fontana di Trevi

Consejos útiles

  • Es recomendable visitar la fuente temprano por la mañana o a la hora de comer. Es en estas horas que suele haber menos gente, por lo que podrás admirar la fuente con mayor tranquilidad y más de cerca.
  • Es muy recomendable visitar la fuente por la noche, cuando el ambiente suele ser especialmente romántico y espectacular.
  • Lamentablemente, Roma es una ciudad en la que los carteristas suelen estar muy activos. Debido a que la Fontana de Trevi es una de las atracciones turísticas de mayor importancia de la ciudad, es común ver aglomeraciones de visitantes en la zona. Este es el escenario ideal para los amantes de lo ajeno, por lo que debes vigilar con mucha atención tus objetos personales.
  • No olvides llevar monedas si piensas tirarlas a la fuente. Según la tradición, hacer esto puede garantizarte el regreso a Roma, un gran amor e incluso el matrimonio. Aquí puedes encontrar más información sobre la tradición.
  • Está prohibido beber el agua de la Fontana de Trevi. De igual manera, no está permitido saltar para darse un chapuzón. La zona está en constante vigilancia y si te pillan cometiendo cualquier acto prohibido, podrías ser acreedor a las multas de hasta 500€.