El Foro Romano

Sitios de interés cercanos

Como ya se ha mencionado, el Foro Romano está rodeado de otras atracciones turísticas. Aquí tienes una lista de lugares de interés que puedes visitar a poca distancia del Foro.

Coliseo

El Anfiteatro Flavio es el símbolo más importante de Italia y, por tanto, merece la pena visitarlo durante tu estancia en Roma. Cada año, unos seis millones de viajeros visitan las ruinas del Coliseo, que se incluyen entre las nuevas siete maravillas del mundo.

La entrada al Foro Romano, el Coliseo y el Palatino está incluida en un único billete .

El Coliseo se encuentra en el lado este del Foro Romano (5 minutos a pie).

Palatino

El Palatino es una de las siete colinas de Roma y la primera que estuvo habitada. Desde la época imperial, fue la colina donde los emperadores construyeron sus palacios.

Aquí se pueden visitar, entre otros, los restos de las residencias de la Casa de Augusto, la Domus Tiberiana, la Casa de Livia, la Domus Aurea, los Jardines Farnesianos, la Domus Transitoria y la Casa de Rómulo.

El Palatino es accesible desde el Foro Romano. Desde el exterior, hay una entrada a 500 m al sur del Coliseo (7 minutos a pie).

Arco de Constantino

De los tres arcos del triunfo que aún existen en Roma, éste es el mejor conservado. El monumento se construyó a principios del siglo IV para conmemorar la victoria de Constantino I en la batalla del Puente Milvio en el año 312 d.C.

Es el último gran monumento del Imperio romano y se inauguró en el décimo aniversario del reinado de Constantino. Tiene una imponente altura de 21 metros, una anchura de 25,6 m y se encuentra en la ruta triunfal de Roma.

El Arco de Constantino se encuentra cerca de la salida del Foro (la que está a lo largo de la Via Sacra, junto al Coliseo).

Foros Imperiales

Los foros imperiales consisten de una serie de foros monumentales (plazas públicas). Se construyeron en un periodo total de 150 años (entre el 46 a.C. y el 113 d.C.). A lo largo de los años, César, Vespasiano, Augusto, Nerva y Trajano, entre otros, contribuyeron a su expansión.

Los Foros Imperiales se construyeron para sustituir al Foro Romano, que se había quedado pequeño debido al rápido crecimiento de la población y ya no bastaba como centro de Roma.

La entrada a los Foros Imperiales se encuentra en la parte norte del Foro Romano, cruzando la Via dei Fori Imperiali (5 minutos a pie).

Plaza Venecia

La Plaza Venecia (Piazza Venezia) con el Altare della Patria es uno de los iconos de Roma. Está situada a los pies de la colina capitolina donde intersectan cinco de las avenidas más importantes de la ciudad. Obtuvo su nombre por el Palacio Venecia, que se encuentra cerca y que fue usado como embajada de la República de Venecia en Roma.

Algunos monumentos de esta plaza son el Palacio Bonaparte, el Monumento a Víctor Emanuel II, el Palacio Venecia, la Basílica de San Marcos y el busto de Madame Lucrezia.

La Plaza Venecia se encuentra al oeste del Foro Romano, al otro lado de la Via dei Fori Imperiali (5 minutos a pie).

Circo Máximo

Considerado como el mayor estadio deportivo construido por el hombre, esta zona arqueológica fue escenario de legendarias actividades de entretenimiento durante casi mil años.

La mayor parte del edificio está bajo tierra y no queda mucho que ver en la superficie. Sin embargo, a través de un tour de realidad virtual , se puede descubrir el aspecto que tenía el circo. Merece la pena visitarlo.

La entrada al Circo Máximo está a 900 m al sur del Foro Romano (11 minutos a pie).

Domus Aurea

Los restos del gran palacio que el emperador Nerón mandó construir en el año 64 d.C. pueden visitarse en un tour de experiencia de realidad virtual .

Las gafas de realidad virtual permiten explorar la extravagante residencia de Nerón en todo su esplendor y hacerse una idea del aspecto que tendría en aquella época.

La entrada a la Domus Aurea se encuentra a 550 m al noreste del Forum Romanum (6 minutos a pie).

Ludus Magnus

El Ludus Magnus era el mayor de los cuatro Ludi (escuelas de gladiadores) conocidos de la Antigua Roma. El complejo de edificios rectangulares fue encargado por el emperador Domiciano (81-96) y completado por Adriano (117-138).

El edificio estaba situado en el valle entre el Caelius y el Esquilino, al este del Coliseo, al que estaba conectado por un pasaje subterráneo.

El Ludus Magnus se encuentra al cruzar la calle desde el lado este del Foro Romano (7 minutos a pie).

Basílica de San Clemente

Este fascinante edificio es una iglesia católica romana dedicada al Papa Clemente I. El primer nivel se construyó en el siglo IV, lo que la convierte en una de las iglesias cristianas más antiguas de Roma.

A lo largo de los siglos, se han construido tres pisos sucesivos sobre ella, de los cuales se pueden visitar los tres superiores. Durante la visita, se puede admirar (entre otras cosas) el templo subterráneo del dios solar persa Mitra y numerosos frescos medievales.

La Basílica de San Clemente se encuentra a unos 650 m desde el Foro Romano (8 minutos a pie).