El Castillo de Sant'Angelo

Curiosidades

El castillo Sant’Angelo ha inspirado a muchas personalidades, cineastas y compositores a lo largo de la historia. Por ejemplo, ¿sabías que el castillo aparece en la superproducción Ángeles y Demonios? ¿Y que la azotea desempeña un papel importante en el tercer acto de la famosa ópera Tosca de Puccini? Sigue leyendo para descubrir más curiosidades.

El origen del nombre

Como se ha mencionado en la sección histórica de este artículo, el monumento era originalmente un mausoleo. En el año 403 d.C., cuando se convirtió en una fortaleza con propósitos de defensa, se le dio el nombre de Castello o castillo.

Otra variante del nombre surgió alrededor del año 590. En ese momento, el papa Gregorio I organizó una procesión para rogar a Dios que terminara con la peste. Al parecer, cuando cruzó el Pons Aelius, tuvo una visión del arcángel Miguel guardando su espada en la vaina.

El papa lo interpretó como el fin de la peste, que en realidad acabó poco después. Por ello, el pontífice mandó a erigir una estatua en honor del arcángel en el lugar donde apareció.

La estatua del arcángel

La estatua que se puede ver hoy no es la original. La primera versión era de madera, pero se desmoronó debido a las inclemencias del tiempo y fue sustituida por una estatua de mármol que posteriormente fue destruida durante un asedio en 1379.

Luego fue sustituida por un nuevo ángel de mármol, que fue alcanzado por un rayo en 1497.

La cuarta estatua era de bronce y estaba recubierta de oro, pero eventualmente se funció para fabricar cañones.

Finalmente, en 1573 se cinceló otra estatua de bronce, que permaneció en la parte más alta del castillo durante más de doscientos años. Como estaba muy dañada, fue retirada en 1747 y sustituida en 1752 por la actual estatua de bronce de Peter Anton van Verschaffelt, que atrae la atención de miles de visitantes cada año.

Las macabras prisiones

Como ya se ha mencionado, el castillo fue utilizado como prisión política en el siglo XIX. Aparte del patio donde se condenaba a los prisioneros, había numerosas habitaciones utilizadas como cárceles que actualmente se pueden visitar.

La peor celda del castillo era el Sammalò o San Marocco, en la parte trasera del Bastione San Marco. El prisionero era bajado desde arriba y no tenía espacio para estar de pie o acostarse. La celda solía ser uno de los cuatro respiraderos del Mausoleo de Adriano.

En el primer piso del edificio, las celdas estaban reservadas para personas importantes, como el escultor Cellini. A la derecha de la Logia de Pablo III se encuentran once celdas para prisioneros políticos.

Entre los prisioneros famosos se encuentran los humanistas Platina y Pomponio Leto, Beatrice Cenci (que fue condenada a muerte a pesar de ser tan joven), Giordano Bruno, así como los patriotas italianos durante el Risorgimento.

La famosa fuga de Benvenuto Cellini

Este escultor fue uno de los prisioneros más famosos del castillo durante casi un año. Parece que estuvo encerrado en la última celda al sur del patio superior de Alejandro VI.

En la noche del Corpus Christi de 1538, decidió atar varias sábanas para hacer una larga cuerda con la que bajó por la letrina (a la derecha de la celda) y consiguió escapar.

Después de ser detenido de nuevo, estuvo cautivo en la celda que era una extensión del gran pozo, que todavía se puede encontrar bajo el suelo del patio. Parece que Cellini se quejaba no sólo de la oscuridad, las tarántulas y los gusanos venenosos, sino también del hecho de que hubiera tanta agua.

En una de las paredes de la celda hay un cristal que protege un dibujo (ahora no tan reconocible). Para consolarse durante su encarcelamiento, el artista había esbozado una imagen de Dios con un Cristo resucitado.

La controvertida decoración de la residencia papal

Como se mencionó en la sección sobre la Habitación de Cupido y Psique, la decoración del dormitorio de Pablo III Farnesio (1534-1549) se basó en el cuento de Apuleyo en la novela “El asno de oro”. Esta es la historia en resumen.

Había una vez una joven llamada Psique, que era tan hermosa que en un momento dado fue adorada incluso más que Venus. La diosa romana del amor se puso furiosa y decidió enviar a su hijo Cupido para emparejarla con el hombre más horrible que pudiera encontrar. Sin embargo, el plan no tuvo éxito porque, al final, el mismo Cupido se convirtió en su marido. El único inconveniente era que a ella no se le permitía ver a Cupido y, por lo tanto, él sólo venía a verla por la noche.

Después de que Psique quedó embarazada, un día decidió esconder una lámpara de aceite bajo la cama para desenmascarar a su amante. Esa noche, cuando Cupido se despertó accidentalmente y Psique le vio la cara, tuvo que huir. Al fin y al cabo, había desobedecido la orden de su madre. Sin embargo, después de que la joven superó las pruebas de los dioses, Júpiter le dio una poción que la hizo inmortal a ella y a su su marido. Así vivieron felices para siempre.

La razón por la que la decoración de la sala papal está relacionada con esta historia es que contiene una moraleja cristiana. Psique se considera la personificación del alma (Psyché en griego significa “alma”) y las pruebas que sufrió representan un camino difícil pero necesario para ser finalmente recompensada con la salvación eterna. El friso de la sala representa las pruebas en las que Psique se esfuerza por ser perdonada por los dioses.

La expresión “Mastro Titta cruza el puente”

Se trata de una famosa frase utilizada por los ciudadanos cuando veían al verdugo del Estado Pontificio (conocido como Mastro Titta) cruzar el puente en dirección al Castillo, sabiendo que pronto un hombre perdería la vida.

Su carrera como ejecutor de penas de muerte comenzó a finales del siglo XVIII, cuando sólo tenía 17 años. En 68 años de servicio, Mastro Titta torturó y ejecutó a 516 personas. Las sangrientas y macabras ejecuciones se llevaron a cabo de diversas maneras (por ejemplo, utilizando una horca o una guillotina) en el patio, lo cual era perfectamente legal en aquella época.

El verdugo vivía en Borgo (cerca del castillo) y se ganaba la vida como fabricante de paraguas. Como era conocido por su horripilante trabajo paralelo en Castillo de Sant’Angelo, se le pedía que sólo cruzara el puente hacia el castillo cuando fuera realmente necesario.

El Puente de Sant’Angelo y sus diez ángeles

El puente de San Ángel conecta la Piazza di Ponte Sant’Angelo con el Castillo de Sant’Angelo. El puente fue construido en el año 134 por el emperador Adriano, pero no recibió el nombre de Ponte Sant’Angelo hasta alrededor del siglo XVI.

Al principio del puente, en la orilla opuesta al castillo, se encuentran las estatuas de San Pedro y San Pablo. El primero sostiene las llaves del cielo y el segundo una espada. En el resto del puente, los diez ángeles muestran los objetos del sufrimiento de Cristo: la corona de espinas, la cruz, los látigos, los clavos, etc.

En el puente donde ahora se encuentran las estatuas de Bernini, se exponían las cabezas cortadas y los cadáveres de los condenados a muerte como medida disuasoria.

La influencia en la cultura pop

Como ya se ha mencionado, el polifacético edificio no sólo ha significado mucho en el pasado, sino que también ha tenido una gran influencia en la cultura pop contemporánea.

La famosa terraza de la azotea, por ejemplo, es el punto desde el que Puccini salta a la muerte en el tercer acto de la famosa ópera Tosca.

Asimismo, como ya se ha mencionado antes, el castillo también aparece en la película Ángeles y Demonios y ha servido de inspiración en videojuegos como Assassin’s Creed II, con un papel protagonista en Assassin’s Creed: Brotherhood.

Introducción
Curiosidades